Cart  

No products

Shipping 0,00 €
Total 0,00 €

Cart Check out

Newsletter

Clonan perros para rastrear drogas

Seis de los siete perros clonados, todos llamados 'Toppy', juegan con su entrenador Kim Nak-Seung.
Son siete labradores que están siendo entrenados para detectar narcóticos. Los animales serán usados por las autoridades del aeropuerto de Corea del Sur.

More details


INCHEON, COREA DEL SUR.- El servicio de aduanas de Corea del Sur ha presentado a un grupo de siete labradores retrievers clonados que están siendo entrenados para rastrear drogas y explosivos en los aeropuertos.

Los cachorros, que fueron diseñados a partir del que los oficiales asiáticos consideran "el mejor labrador" para la búsqueda de narcóticos, nacieron el año pasado y ya han demostrado que tienen los genes necesarios para realizar estas labores.

Los siete perros fueron bautizados con el nombre de 'Toppy', para que puedan responder colectivamente a su entrenamiento. Para que los entrenadores los puedan distinguir, se les colocaron chips en las orejas al momento de nacer.

 

Según explican los adiestradores, la diferencia entre los perros clonados y los normales es que los primeros pueden aprender la labor de búsqueda desde edades muy tempranas. "Los perritos normales tienden a jugar mucho, los clonados son más proactivos y disciplinados. Ellos comprenden fácilmente las instrucciones que les damos y aprovechan mejor los cursos", asegura Kim Nak-Seung, entrenador de los cachorros.

 

La clonación de estos animales estuvo a cargo de un equipo de científicos de la Universidad Nacional de Seúl liderados por Lee Byeong-chun, quienes en 2005 crearon al primer perro clonado que se conoce.

 

"Este proyecto surgió ante la inquietud de tener perros con una calidad genética superior a un bajo costo", expone Hur Yong-Suk, comisionado de la oficina aduanal de Corea del Sur. "Además, de los perros naturales que se someten a las pruebas para trabajar como rastreadores sólo entre el 10 y el 15% la pasan", añade.

 

El valor de cada cachorro se estima en 60 mil dólares, mientras que entrenar a un perro de este tipo puede llegar a costar unos 130 mil dólares. Debido a que el laboratorio donde fueron clonados recibe financiación del Estado, la aduana no pagó por esta primera serie de clones.

30 other products in the same category: